Radicales Libres y Antioxidantes

09.11.2020

El átomo es la unidad básica de la que están formada las moléculas. Este  tiene un núcleo y alrededor en círculos concéntricos se encuentran los electrones, y en el último círculo siempre debe haber 8 electrones, para que el átomo esté en equilibrio. 

El equilibrio es fundamental en la naturaleza incluso en las unidades más pequeñas que son los átomos.


Cuando un átomo pierde uno o varios electrones intenta robarle los que le falte a un átomo próximo.


Un radical libre es una molécula eléctricamente inestable.

¿Cómo se producen los radicales libres?

  • Por la contaminación
  • Por la radiación ultravioleta
  • Por el tabaco
  • Por los medicamentos
  • Por el estrés

Cuando hay muchos radicales libres aparece el estrés oxidativo y con este estrés de las moléculas aparece la enfermedad y los síntomas que ya se ven o ya se tienen.


Para mantener el equilibrio de los radicales libres existen los antioxidantes que ceden los electrones perdidos sin que se desestabilicen.

Los antioxidantes se pueden obtener tanto interior como exteriormente. Esos últimos se obtienen de los nutrientes que se ingieren.


Los antioxidantes se pueden obtener tanto interior como exteriormente. Estos últimos se obtienen de los nutrientes que se ingieren.

Los alimentos con más cantidad de antioxidantes son:

  • Frutos rojos: arándano, moras, fresas.
  • Frutos secos.
  • Zanahoria, tomate, papaya, naranja (con alto nivel en caroteno).
  • Aceite de oliva, pescados como el atún o el salmón, ricos en Vitamina E.
  • Kiwi, mandarina, naranja, limones, piña, brécol (con alto contenido en Vitamina C).
  • Té verde, además ayuda a bajar de peso.
Hay un aliado del que ya hemos hablado anteriormente aquí que es el mayor antioxidante que es el Agua Hidrogenada que es agua que mediante electrólisis se le añade Hidrogeno que es el elemento químico más pequeño que existe y es capaz de atravesar la capa del cerebro cosa que los carotenos, la Vitamina C, y E no son capaces de atravesar. 


Todos los antioxidantes hay que consumir en su justa medida, ya que en exceso se pueden volver oxidantes.


EL EQUILIBRIO SIEMPRE ES FUNDAMENTAL