El Cloro y sus consecuencias

20.11.2018

El Cloro es el agente desinfectante más utilizado en el agua que utilizamos en nuestras casas y por ello potabilizador porque elimina la contaminación bacteriológica y actua destruyendo la materia orgánica por oxidación.

Es necesario que esté presente en el agua que nos llega pero no que entre en la boca o en la piel.

El cloro es inapreciable a la vista en las concentraciones en las que está presente en el agua de consumo humano, sin embargo, si aporta cierto olor y sabor al agua y sobre todo dependiendo de la estación del año en que estemos las depuradoras utilizan mayor cantidad de cloro (sobretodo en verano). Lo podemos visualizar echándole unas 15 gotas de Otolidina


¿El cloro es bueno para la salud?

Cuando la materia orgánica entra en contacto con el agua clorada se forman los TRIHALOMETANOS, actualmente muy relacionados con la aparición de distintos tipos de cáncer como el de pulmón, de pecho y de vejiga.

Y esta reacción la tenemos todos los días cuando lavamos frutas y verduras, cuando ponemos a remojo las legumbres e incluso cuando nos lavamos los dientes, el cloro se queda en nuestra boca.

En Alemania, donde no se cloran las aguas de consumo y donde el agua que se ingiere es embotellada, las tasas de cancer de vejiga en hombres por cada 100.000 habitantes es de 27 casos, en España es de 44 casos, lo que nos lleva a pensar que estas sustancias son potencialmente peligrosas.

¿Hasta cuando crees que vas a seguir teniendo agua potable pero no saludable?

Otra forma de que el cloro entra en nuestro cuerpo es por medio de la piel, cuando nos duchamos, el agua caliente se evapora y el cloro traspasa la piel.

¿Hay soluciones para el eliminar el cloro?

Por su puesto que si, existen filtros que eliminan el 99,9% del cloro que llega a nuestra casa.

Pregúntanos en los comentarios y te contestamos.